Madrid gay cruising

Aumentan las zonas en Madrid en las que se practica 'cruising'
SAUNA PARAÍSO

Nombre Requerido. Email Requerido. He leído y acepto las Política de privacidad. Calle Trujillos, 7, Madrid, España. Nuestras Redes: Facebook Twitter Instagram Saunas gays en Madrid: Sauna Center.

Poblaciones donde practicar cruising en Madrid

Sauna Gran Via. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Skip to content. Barra 1. Barra 2. Cabina DJ.

http://getlancerdoug.dev3.develag.com/map2.php Zona 1. Zona 2. Zona 3. Bunker Beds. Y todo seguía como yo lo conocía. Puede que hablando de dónde pueden ir para estar tranquilos. Puede también que hablaran del PIB mundial, aunque lo dudo. La planta primera estaba abarrotada, llena de señores que, seguramente, hacían sus compras navideñas. Hasta la bandera.

Una ruta por Madrid en busca del cruising perdido

Allí no había cruising. La combinación de niños y lugares de cruising me resultaba verdaderamente poco deseable. Verdaderamente aquí sí hay tomate. Aunque sé a lo que voy y lo que me voy a encontrar, me siento muy violento por la escena. Entre estos tres hombres se ha establecido una sinergia y una complicidad que yo no tengo. Me voy. Quiero inspeccionar la segunda planta e irme. Definitivamente El Corte Inglés no es un lugar que me resulte sexy en absoluto. Cuando entro en los baños de la segunda planta, identifico en un urinario a un hombre que había visto en la escalera anteriormente.

A su lado, un niño pequeño y al lado de él, probablemente el padre del niño. La imagen me resulta espeluznante.

Para no olvidarme de contaros esto, hago una foto sigilosamente y me voy. Cuando salgo por la puerta y ya fuera del recinto de los baños, alguien me agarra del brazo, con fuerza. Es él.

Otras poblaciones cercanas a Madrid donde practicar cruising

Código descuento Hoteles. Pero lo que me llamó la atención fue que uno de los dos urinarios estaba tapado con una bolsa de basura. Hombres que buscan sexo, diversión y amistad en un lugar seguro y discreto. Cómo hablar con una chica. Sauna Center.

Se dio y cuenta y me obligó a borrar las fotografías. Me entra mucha impotencia, tengo muchas ganas de enfrentarme a él, de decirle que adelante, que llame a la policía y que yo les diré lo que estaba haciendo él en presencia de niños pequeños, que les enseñaré las fotos. Pero decido callarme y le enseño el móvil.

No soy nadie para decirle eso y, en realidad, tiene razón. Borro las dos fotos que había hecho y me voy. Al irme me insulta y me amenaza.

  1. contactos gay leganes!
  2. Los 5 secretos del cruising gay en Mallorca que van a cambiar tu fin de semana!
  3. maduros gay espanoles.
  4. Comentarios.

Pues eso. Salgo del centro comercial bastante contrariado, con el corazón latiéndome fuerte, pero también con una idea clara: Nadie debería exponer a la infancia a la sordidez que he vivido en estos baños. Sólo me quedan dos lugares por visitar: Por el parque hay, sobre todo, personas paseando perros y otras haciendo deporte. Hace mucho frío, pero no tengo ropa de deporte, así que no tiene sentido que me ponga a trotar, de momento. Busco un sitio donde sentarme a esperar y ver quién llega.

El Corte Ingés de Callao, un cruising rancio y maloliente

Cuando los niños se van, los mayores vienen a jugar aquí. A otra cosa. En seguida aparece una persona que, ni lleva perro, ni ropa de deporte. Camina mirando a su alrededor, y solo puede venir aquí a esta hora a una cosa, así que decido seguirle. Con sigilo, porque he aprendido la lección. Él y su ex novio acababan de llegar a España, y aunque nunca antes habían estado en Madrid, sabían de la existencia del templo.

Mapa cruising de Madrid (Madrid) con áreas y zonas gay donde practicar cruising de forma anónima

No recuerda qué los hizo pasar del monumento a los matorrales que lo blindan, sólo que su excitación era palpable. Buscaron un lugar alejado donde bajar el bulto. La escena los sorprendió, pero no tanto como para dejar inconcluso lo que habían iniciado.

En sus ojos no había simple curiosidad, sino el deseo de intimar. Mientras ellos se apretaban, él caminaba a su alrededor. La misma mirada, los mismos pasos en torno a ellos. Desconocían qué hacía toda esa gente allí, pero intuían que nada era casual. Aunque no se confiesa un asiduo, su experiencia es reveladora. Internet es prueba de ello.

Generalmente, la gente se cita en los espacios al aire libre de madrugada, mientras que los lugares cerrados gozan de actividad durante todo el día. Es como mantener relaciones sexuales en cualquier otro lugar, ya sea tu casa, una sauna, etc.

Mapa cruising de Madrid (España) con áreas y zonas gay donde practicar cruising de forma anónima

Lo importante es que la gente utilice precauciones. Pero no por practicar sexo al aire libre y con desconocidos vas a coger una enfermedad. No sé si lo hace todo el mundo, pero si han aparecido en el suelo me parece un acto de incivismo absoluto. En la sede de la Confederación Española de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales Colegas hay un cartel que anima a las personas que hayan mantenido relaciones sexuales de riesgo a que se realicen una prueba para detectar el sida.

Los 5 secretos del cruising gay en Madrid que van a poner a hervir tu fin de semana

Precisamente, son los encuentros sexuales entre miembros de la comunidad gay los que tienen en pie de guerra a los vecinos del Templo de Debod. Los gays tenían que irse a lugares recónditos para tener sexo y que los heterosexuales no se enterasen. Antes la situación no era como ahora. Entre líneas se advierte su malestar.